AxSÍ exige a la Junta que preserve el empleo de los monitores escolares

Más de 18.000 trabajadores de los comedores escolares andaluces se encuentran a la espera de que el Gobierno andaluz cumpla su compromiso
0
50

Más de 18.000 trabajadores de los comedores escolares andaluces se encuentran a la espera de que el Gobierno andaluz cumpla su compromiso

Andalucía Por Sí se solidariza con los trabajadores andaluces que prestan sus funciones en las aulas matinales y los comedores de los colegios públicos de nuestra tierra. La situación de crisis provocada por el confinamiento ha conllevado el cierre de los centros educativos y por tanto una situación de incertidumbre en el personal que presta sus servicios allí.

La Junta anunció públicamente que no interrumpiría los pagos a las empresas que prestan sus servicios a la administración, sin embargo y a día de hoy los sindicatos y los propios trabajadores han tenido que elevar sus voces para reclamar que se cumpla esta promesa.

Desde AxSí no entendemos que la Junta en estos momentos no proteja a los colectivos que tiene en su órbita de alcance directo laboral y sin embargo sí que se preocupe de iniciar campañas de autobombo durante una de las peores crisis sanitarias, económicas y sociales que ha padecido nuestra tierra.

“La gestión del área del señor Imbroda está siendo lamentable. Por desgracia ya no nos sorprenden estas noticias viniendo de la gestión de una persona que ha demostrado su incapacidad evidente para liderar la educación en Andalucía. Desde el andalucismo queremos dejarle claro a la Junta que mentir de forma intencionada es una forma verbal de prevaricación”, expresa Joaquín Bellido, Coordinador Nacional de Andalucía Por Sí.

AxSí exige a la Junta que cumpla lo prometido y que no interrumpa los pagos a las empresas ni se autoricen por tanto los Ertes que planean en el sector.

Para frenar la brecha económica y social que se está produciendo en esta crisis es necesario un impulso sin fisuras del empleo y el reforzamiento por parte de las administraciones de la economía familiar de los funcionarios y los trabajadores que directa o indirectamente trabajan para las mismas.

Señor Moreno Bonilla cumpla con su palabra, señor Imbroda no continúe sumiendo a nuestra Educación en una terrible pesadilla.